¿En qué consiste la regla de las 3 erres?

Sin comentarios agosto 9, 2021

regla 3 erres Reciclar, reducir y reutilizar para salvar al planeta

Hay que reducir el impacto que se produce en los ecosistemas de la Tierra si se quiere mantener unas condiciones de vida sanas para la especie. Desde que se inició el siglo XX el ser humano ha devorado los recursos de la naturaleza, como si no hubiera un fin para ellos. Las consecuencias ya están aquí, y ahora hay que realizar un esfuerzo global, todos juntos, para tratar de atenuar el daño causado. Por tal motivo nació la regla de las 3 erres (3R). La regla, fácil de recordar, pretende reorientar a las personas hacia una sociedad recicladora, más responsable con los recursos del planeta.

La regla de las 3 erres es una norma de conducta aplicable por todas las personas, para reducir el volumen de residuos generados y de recursos consumidos en el planeta. Porque está claro que no solo es importante el reciclaje de las materias ya extraídas, sino que todo empieza por necesitar y extraer menos recursos. Esta norma de conducta ecoamigable consiste en llevar a la vida diaria las siguientes acciones.

Reducir el consumo de recursos

Es prioritario moderar el volumen de materias que se extraen del planeta. Y para eso los ciudadanos, con su acción, pueden conducir la política de las empresas mediante las siguientes acciones:

  • Consumo responsable. Es la clave de todo. Se puede empezar por realizar una lista de la compra de lo que realmente se necesita y ceñirse a ella, evitando las múltiples invitaciones al consumo que se encuentran en el mercado.
  • Hay que huir de los productos envueltos en plástico innecesario o encapsulados en embalajes. Son siempre preferibles los alimentos a granel o frescos.
  • Adquirir solo la cantidad de comida que se necesita para la unidad familiar. Siempre es preferible y más sana la compra diaria, en especial de los productos perecederos a corto plazo.

Reutilizar los elementos que hay alrededor

Es importante aumentar la vida útil de las cosas que hay alrededor, evitando las estrategias de un solo uso. Se ha vendido una falsa comodidad que está devorando todos los recursos. Para evitar esta situación es aconsejable realizar lo siguiente:

  • Desechar los productos de un único uso. Hay alternativas tradicionales que cubren cualquier necesidad y pueden ser usadas múltiples veces.
  • Lleva un cesto para la compra.
  • Reparar todo lo que sea posible, evitando la obsolescencia programada de muchos aparatos eléctricos. A veces el cambio de un simple fusible puede poner en servicio nuevamente a un electrodoméstico.

Reciclar y dar una nueva vida a los materiales

Si finalmente se ha generado el desperdicio, la última acción que queda es reciclar. Por medio de diferentes métodos es posible fundir y reutilizar el cristal, el plástico y el papel en nuevas formas útiles, sin extraer más recursos de la Tierra.

En Recuperaciones de Vidrio Norte estamos especializados en esto último. Somos una empresa de reciclaje de vidrio con más de 50 años de experiencia. Nos encargamos de todo el proceso de reciclado, desde la recogida al tratamiento final. Para contactar con nosotros podrás hacerlo a través de teléfono o email.


Sin comentarios