Espuma de vidrio: aislamiento y durabilidad

Sin comentarios mayo 28, 2018

El vidrio es un material que puede ser reciclado innumerables veces. Sus aplicaciones son diversas, siendo quizás la más conocida la fabricación de envases alimentarios como tarros y botellas.

Sin embargo, el vidrio reciclado también juega un importante papel en otros sectores, entre los que destacan la construcción y la industria. Materiales como la lana de vidrio o la espuma de vidrio son ampliamente utilizados en estos ámbitos. A continuación trataremos con más detalle las características principales de este último material.

   

Obtención, características y usos de la espuma de vidrio

La espuma de vidrio, llamada foam glass en inglés, se obtiene de la mezcla de vidrio triturado o granulado y un agente químico, normalmente carbón o piedra caliza, que permite lograr la consistencia de espuma. Esta mezcla se calienta hasta la temperatura de fusión del vidrio, momento en que el agente espumante libera gases que logran la textura característica de este material. Cuando se enfría el conjunto, se obtiene un material rígido y fuerte a la par que ligero. Esta baja densidad se debe a que gran parte de su volumen corresponde a pequeñas burbujas de gas, atrapadas en el interior de la mezcla endurecida formando celdas cerradas.

Su ligereza y estabilidad química hacen de este material uno muy versátil. En construcción se utiliza como aislante térmico y acústico, de manera similar a la lana de vidrio. Las células de aire atrapadas en el interior de estos materiales son las responsables de su alta capacidad aislante. El foam glass es un elemento muy duradero y soporta temperaturas extremas, humedad y diversos ataques químicos, por lo que también es adecuado para la industria química.

En Recuperaciones de Vidrio Norte recogemos y gestionamos los residuos vidrio que generan las empresas, para darles nueva vida. No dudes en ponerte en contacto con nosotros si necesitas más información.

espuma de vidrio


Sin comentarios