¿Cuáles son las ventajas del vidrio filtrante para piscinas?

Sin comentarios mayo 19, 2020

Vidrio filtrado para piscinas Cuando se tiene una piscina es muy importante, para poder disfrutarla al 100 %, cuidarla y prestarle la atención que merece. La clave no solamente es tener una piscina, sino saber cómo mantenerla y conseguir que la calidad del agua siempre sea buena, para garantizar también el baño e incluso la seguridad de todas las personas que la usen. A continuación, hablamos sobre el vidrio filtrante, una opción perfecta en cuanto a sistemas de filtración se refiere.

Un buen sistema de filtración

Para mantener una buena calidad del agua de una piscina es imprescindible tener un sistema de filtración eficiente que aporte claridad al agua y consiga que no esté sucia ni turbia y que no queden partículas o restos que empeoren su calidad.

Los filtros más comunes son los de caucho o arena, pero últimamente están utilizándose mucho los vidrios filtrantes, ya que los resultados son excelentes, incluso mejor que en las opciones anteriores.

Se trata de un filtro 100 % sostenible, ecológico y respetuoso con el medioambiente. Además, su durabilidad es mucho mayor que la de los otros materiales, ya que el vidrio no tiene límite en cuanto a su tiempo de uso; se puede reutilizar después de limpiar el filtro.

También tiene más vida útil, especialmente porque es más resistente al desgaste por roce. La arena se roza constantemente y acaba por apelmazarse, lo que supone que disminuye su capacidad de filtrado. Y no solamente eso, sino que el vidrio es capaz de hacer una filtración total y el agua mantiene su calidad durante mucho más tiempo.

Sus ventajas principales

- No causa contaminación superficial, como ocurre con la arena de sílex, ya que está constituido por cristales micropulidos.

- Supone un menor consumo de agua, ya que su superficie es pulida. Asimismo, este filtro necesita menos mantenimiento en general, por lo que también se ahorra en tiempo y energía.

- Tiene un filtrado superior a la arena de sílice por su porosidad, ya que evita la formación de terrones y elimina partículas de hasta una micra.

- Mejora considerablemente la calidad del agua con respecto a otros filtros, ya que el vidrio hace más difícil que se creen bacterias y algas en el filtro. Esto supone también que se tendrán que utilizar menos productos químicos para la limpieza, lo que es un punto a favor.

- Otra de sus importantes ventajas es que es compatible con piscinas de agua salada, que cada vez están más de moda.

En definitiva, estas son algunas de las ventajas principales de utilizar el vidrio filtrante para mejorar la calidad del agua en una piscina. Ante esta perspectiva de calidad y durabilidad, muchas personas ya han decidido optar por esta novedosa manera de mantener la piscina en condiciones, en lugar de elegir el filtro de arena, que suele presentar más inconvenientes.

Si quieres, tú también puedes cambiar tu filtro de arena por uno de vidrio o directamente elegir este sistema para tu nueva piscina. Si quieres saber más sobre este filtro de vidrio reciclado, ponte en contacto con nosotros.


Sin comentarios